Al reconstruir los hechos que dieron origen a ACEM, queda en el ambiente la esencia de objetivos cumplidos, como si su fundador hubiese visionado un logro para cada década.

Mientras los noventa daban fin al siglo, Alberto Giraldo, con apenas 14 años logró visualizar un negocio de cacharrería, en un local ubicado en pleno corazón de Bogotá, donde la competencia amenaza con fortaleza e intensidad. Como queriendo robustecer sus capacidades comerciales, con un nombre que apenas pasaba desapercibido para los grandes competidores: “VARIEDADES GIRALDO” en solo cuatro años salió del pequeño local de la pajarera, se estableció en el Centro Comercial Curazao y desde allí en otros seis años se fortaleció, primero como comercializador minorista, luego como importador y más adelante como distribuidor mayorista para las distintas regiones del país.

A ritmo de nuevo siglo, desde el Centro Comercial San Victorino, en el año 2.000 dejó el local de venta minorista e inició la aventura de la comercialización por los caminos del mayoreo y dos años más tarde incursionó en el mercado de accesorios para celular, atendiendo las crecientes necesidades de la demanda derivada en diferentes marcas y modelos.

En el año 2.007 se formalizó la empresa bajo la razón social de ACEM y poco a poco abrió espacio entre compradores mayoristas en un mercado de cubrimiento nacional, con un bien ganando reconocimiento por la variedad de referencias, la calidad de los productos y la competitividad en precios.

Para este mismo 2.007 ACEM incursionó en el mercado de herrajes y billeteras, en el 2008 creó la línea de accesorios para computador y en el 2009 la línea de bombillos ahorradores, atendiendo las crecientes necesidades de economía en los hogares y de conservación del medio ambiente.

Esta nueva década no ha sido la excepción, en el 2011 se inicio con la nueva línea de cordones para calzado y se renovó la imagen con la presentación de un logotipo moderno y juvenil, aceptado con facilidad en los canales de distribución y que ha creado mayor recordación y posicionamiento de la marca ACEM en el mercado nacional.

Para este 2012 la empresa se encuentra constituida como SAS en un proceso de reestructuración orientado al fortalecimiento y la proyección de cada una de las unidades de negocio, con una especial atención de la línea de accesorios para celular, que desde ya anuncia su crecimiento gracias a la amplia cobertura de la telefónica celular en el país y a que el alto costo de algunas referencias de celulares ha favorecido el consumo de accesorios en los que los usuarios buscan protección y variedad a bajo costo y diversas presentaciones con opciones de personalización de acuerdo a cada gusto y a cada necesidad.